Quítate el miedo de intentar colores nuevos!

Cada vez hay menos reglas y más libertad en el mundo de la belleza, lo que puede llegar a confundirnos aun más…

¿Que color realmente me va bien?
En la gama de colores hay matices que van a definir si el color termina o no de hacer match con tu piel y para llegar a esta información, solo tienes que tener en cuenta un par de detalles:
¿Cuál es tu tono de piel? 

Lo que define tu tono de piel es la cantidad de melanina que está depositada en ella y la forma de descubrir es:

*Piel Blanca: este tipo de piel tiende a ponerse roja antes del bronceada, incluso puede ser que no logre broncearse de ninguna forma.
*Piel morena: Se broncea fácilmente sin quemarse o incluso se ve bronceada en el invierno.

Otra forma es descubrir si eres cálida fría,  checando el color de las venas de tu muñeca.
Si son azules eres fría, si son verdes, eres cálida.

Partiendo de está conclusión, ya puedes guiarte por los tonos que harán resaltar tu labios e iluminar tu rostro.

Las pieles blancas con tonalidad fría resaltan los rosas claros, fresas, los rojos con tintes rosa y frambuesa,  siendo que las cálidas lucen mucho el durazno, rojo intenso y tonos naranjas.

Pieles morenas frias se ven muy destacadas con un color vino o rojos con tintes azulados, diferente a las cálidas que se ven espectaculares con dorados, nude, cobrizos y rojos.

Otro detalle que tienes que observar es el grosor de tus labios. Esto es importante porque los colores oscuros dan la ilusión de unos labios delgados, mientras que los tonos brillantes hacen parecer que tienes unos labios grandes y gruesos.

Hay un par de detalles que siempre es bueno evitar como por ejemplo, maquillar muchos los ojos cuando optamos por un labial más fuerte. No queremos corremos el riesgo de vernos disfrazadas en ves de maquilladas…

Otro detalle importante, no hay que combinar el color del labial con el color de nuestro out fit. Si estás vestida de rojo intenso, opta por una boca nude.

Pero como te comenté en un principio, cada vez hay menos reglas y aquí el chiste es probar y sentirse bien. La mejor forma de conocerse es experimentando, no hay más!

Así que sin miedo.