El homenaje más hermoso al Primer Amor.

Todos recordamos el primer amor, esa sensación en el estómago que no necesitaba de palabras para describirla, esa emoción que recorría el cuerpo de una manera sobrenatural en donde crees que todo es perfecto, que no te importa el qué dirán. ¿Cuántas canciones hemos escuchado sobre el primer amor? ¿Cuántas cartas escribimos? ¿Cuántos poemas? “Call me by your name” es ese homenaje al amor en toda la magnitud que eso representa, un chico que descubre su sexualidad en un hombre maduro.  Una historia en la campiña Italiana multicultural donde la gente habla más de dos idiomas. No es la clásica referencia del cine LGBT donde todos son felices, es un poema hecho película, con lágrimas, con risas, con emociones.

Una adaptación a la novela de André Aciman que de inmediato se convirtió en una película que ha roto algunos esquemas en el cine incluso ha sido nominada a mejor película en donde cada historia de sus contrincantes es totalmente diferente.  Volvamos al tema del drama del amor, siempre el primer amor es aquel sentimiento que entregamos sin condiciones porque no tenemos heridas ni miedos, el primer amor es la melodía más hermosa que llega como un torbellino a tu vida y desde ese momento no vuelves a ser el mismo.

La relación padre e hijo de esta película es todo un ejemplo. Excelentes actuaciones y un guión excepcional con una carga de sentimientos, con el que cualquier persona, aunque no sea parte de la comunidad LGBT se sentirá identificado. Un diseño de vestuario digno de los noventas y un soundtrack exquisito. Vayan a verla y juzguen por ustedes mismos si merece ganar el Oscar como Mejor Película.

Edson Pompa