Una nueva historia épica de Wes Anderson

Un extraño niño, una jauría inesperada, una leyenda que desencadena una venganza y una historia de amistad, lealtad y valor que se quedan en la memoria.

Wes Anderson, el genio detrás de Fantastic Mr. Fox, vuelve con una épica historia en stop motion para contar la historia de Chief, un perro callejero convertido en lider (si la votación lo favorece) de una manada de perros exiliados en una isla de desperdicios, y Atari, un valiente (aunque impulsivo) muchacho que llegará a éste páramo para rescatar a su mejor amigo, y en el camino descubrirá nuevos camaradas y una conspiración de dimensiones insospechadas.

Con un discurso visual muy propio, lleno de primeros planos, cortes retrospectivos y escenografías que podrían considerarse por sí mismas verdaderas obras de arte, Anderson construye el concepto de Megasaki, una ciudad japonesa ficticia asediada por perros enfermos y corrupción burocrática que verá en la descabellada iniciativa del alcalde la solución a sus problemas.

La trama, muy propia también a su obra anterior y co-escrita por Roman Coppola, Jason Shwartzman y Kunichi Nomura, parte de un mito ocurrido en tiempos ancestrales que resuena hasta la actualidad y detona una situación inverosímil, en la que vamos descubriendo un plan malvado que se cierne sobre Megasaki y una iniciativa de jóvenes periodistas para oponerse, que se desenvuelven paralelos a la aventura épica de Atari.

Los diálogos entre personajes humanos transcurren en su mayoría en japonés que es esporádicamente traducido;  todos los ladridos, sin embargo, son traducidos al español para que podamos comprender cómo se desencadena la historia desde su perspectiva.

Una película de arte sin lugar a dudas, que seguirá posicionando a Wes en los círculos de culto. No deberían perdérsela.

Sobre mono