Restaurante La Veracruzana, del son sabor.

Parece que llegas a un lugar que tuviera décadas de existir y no por lo acabado del mobiliario ni los pisos gastados sino por que tiene ese aroma de casa de tía que consiente al estómago con guisos calientitos y ricos.

La Veracruzana esta en un esquina de lujo de la Roma Norte (Chiapas con Medellín) y  ofrece en su carta preparaciones sencillas, frescas y bien logradas. Eso sí, jarocho jarocho como el son.  Sin titubear y con suerte, igual toca que te reciba Angélica con su sonrisa y te proponga la promoción de dos por uno en bebidas incluyendo las que son con alcohol, osea que si llegas temprano para re animar el cuerpo de la fiesta de ayer, una excelente opción puede ser una cerveza con clamato preparado.  La sirven en la tradicional tongoléle, bien escarchada y fría levanta muertos.

Ya curadito de penas y con un menú sencillo en la mano, puedes probar un par de entradas para darle tiempo al cuerpo de reaccionar y ubicar al antojo.

Las tostadas de ceviche de pescado están de concurso y te voy a explicar por qué? Mucha gente en el medio restaurantero intenta reinterpretar y crear cosas innovadoras y estrafalarias. A ellos, les digo: Si quiero comerme una buena tostada de ceviche buscaré: pescado fresco, sazón justo y tostada que aguante. No más ni menos!!! Y éstas, están de 10. Tienen una  como salsita tártara en la base con unas rebanadas de aguate, rabanitos picados finamente y cilantro fresco que ni vas a querer dejar ir al mesero para pedirle la segunda, ya veras!!


Si eres de buen estómago y después del caldito de camarón (que es cortesía de la casa) y las entradas quieres algo mas contundente, ¡hay para escoger! Platos estrella y venidos directo del mar, prueba el filete de pescado tlacotalpan o unas croquetas de plátano macho rellenas de pescado que sirven sobre un espejo de salsa de tomate buenérrimas.
M

Si te decides por ir recién leyendo esto, igual te toca probar sus famosos chiles en Nogada. Están rellenos con atún y salmón y los preparan sin capear, por eso de las calorías gratis, así te las ahorras y mejor te pides un torito de guanábana o de cajeta que hacen maridaje perfecto con el dulce salado.

Como diría mi tía: “Es un lugar para dar y compartir”

Por si te quieres saltar las entradas e ir directo al grano, te recomiendo un arroz a la tumbada que esta servido en una cazuela de barro tamaño familiar con unos trocitos de pulpo que se deshacen de lo suave acompañados de unos camarones de muy buen tamaño y sazón.

El sitio es relativamente chico, caben sentadas unas 60 personas y eso lo hace muy acogedor y familiar. El servicio es muy personal y puntual. La decoración pasa a segundo plano por que el protagonismo sin duda se lo lleva la cocina o la ventanita por donde se ven desfilar las delicias que sirven.

Si trabajas por la zona, puedes hacer de este un lugar recurrente por que ofrecen un menú de medio día bastante asequible que va de los $90 a los $120 por tres tiempos de comida.

El cheque promedio es lo mejor,  $150 a $200 incluyendo bebidas.

El horario de servicio es para comidas va de 13:00 a 20:00 de la noche.

No tienen valet parking pero en la zona hay varios estacionamientos grandes.

Un joya de Veracruz a la vuelta de la esquina.

fernando@moustique.com.mx'

Sobre Fernando