Un delicioso refugio en el calor del verano

En el corazón de Polanco, en Alejandro Dumas, se encuentra Porter, un steak house que ahora explora nuevos horizontes con un menú renovado, lleno de sorpresas para habituales y extraños por igual.

Reconocido desde hace años por sus cortes selectos preparados a la mesa, que van de un filete de 250g hasta un generoso Ribeye Prime de 400g, añaden ahora una muy basta oferta de mariscos y pescado que vale la pena descubrir.

En esta ocasión tuvimos la fortuna de contar con el Chef Daniel Ortega en persona como anfitrión, abriendo con su reconocido jugo de carne con cerveza, una especialidad de la casa simplemente espectacular que adelantaba el banquete que estábamos a punto de disfrutar.

Como entrada al centro, tomamos un Sashimi de Atún con cremoso de Soya y trocitos de serrano, refrescante y equilibrado, que daría paso al Tartar de Salmón y mango con ponzu de habanero, una explosión exitante de gustos exóticos y especiados, balanceados con maestría y presentados con un gran arte. Un plato maestro por sí mismo.

Porter-Abril2018-212

El estelar de la tarde, un jugoso Ribeye Prime sazonado y asado en comal en la mesa junto a espárragos gratinados, es realmente memorable; fritura de cebollas sobre un serrano relleno de queso completan esta exquisitez que llena de aromas el lugar.

Los postres no dejarían caer la experiencia. Un Creme Brulee de Bayleys, suave y mesurada, marcaría el tono; la deconstrucción inesperada de una tarta en Crostini de Higo dará la nota alta con una experiencia sublime. No pueden dejar de probarla.

Para acompañar la velada esperaba un Boulevardier, que no pudo llegar; en su lugar, la barra compensó con su hermano de alcurnia, un preciso Negroni que prestaría amargura para enjuagar el paladar entre episodios.

En conjunto, una comida memorable que no puedo dejar de sugerir. Vayan a Porter, escapen del calor del verano en su salón de grandes espacios extraordinariamente ventilado y permítanse ser arrebatados por éste nuevo menú del Chef Ortega,  que pondrá una sonrisa en sus caras y alegría en sus corazones. Prometido.

Sobre mono