Todo lo que querías saber sobre el gluten y temías preguntar

Siento que a todos lados donde voy, hay por lo menos una persona que no come gluten. La cantidad de dietas, libros y gente que recomienda evitarlo a toda costa es impresionante. Con decirles que en Google Trends, una de las preguntas más buscadas es, ¿qué es gluten?.

Quiero dejar claro que para muchos no se trata de seguir una moda. Según la revista de gastroenterología de México, aproximadamente 1.8 millones de Mexicanos son Celíacos y lo peor es que mucha gente pasa casi toda su vida sin un diagnóstico correcto.

Así que aquí les va la batería de preguntas más comunes que la gente me hace con respecto al gluten y algunos consejos.

 

gluten1

¿Qué es el gluten?
Es una familia de proteínas que se encuentra en granos como el trigo, el centeno y la cebada que le da elasticidad y esa textura esponjosita al pan.

¿Tanto rollo por un poco de proteína vegetal?
Pues esa es la pregunta del millón de dólares. Hay muchas teorías pero ninguna aún validada por toda la comunidad científica. La más conocida es que en nuestro afán de querer satisfacer la demanda de ciertos granos, como bien dicen en jerga científica, ‘le venimos a partir su mandarina en gajos’ a sus genes. Esto causa estragos en la gliadina, la cual se transformó en la prima mala de la familia Gluten:

  • Estimula el apetito y lo peor es que dicen que las ganas de comer más carbs o pan dura por días.
  • Retiene sodio.
  • Genera enfermedades autoinmunes e inflamatorias severas.

¿Todos los granos contienen gluten?
La buena noticia es que hay muchos granos, súper nutritivos y de hecho, comunes, que no contienen gluten. Por ejemplo, el arroz, el amaranto, la quinoa, la avena y el maíz.

¿Qué tengo que evitar si no quiero comer gluten?
Aquí es donde le tema se pone color de hormiga. Además de evitar productos obvios como el cereal, pan, sopa de pasta, y galletas. También puedes encontrar gluten en algunos lácteos, embutidos, cubitos de sopa concentrados, salsa de soya, dulces y chocolates y es más, hasta en algunas marcas de granos que no contienen gluten ya que utilizan las mismas máquinas para todo tipo de granos y pues esto contamina al de sin gluten… les digo, es un relajo.

Comprometerte a un estilo de vida 100% libre de gluten, significa saber que otros ingredientes comunes pueden contener gluten, buscarlos en las tablas nutrimentales de los productos que quieres comprar y también estar alerta a no comer cosas que por alguna razón se hayan podido “contaminar” de gluten. Por ejemplo, una mermelada por un inocente cuchillo.

¡Ay no, que rollo! ¿En verdad es la última panacea evitar el gluten?
Si no eres celiaco o intolerante al gluten no tienes porque intentar un estilo de vida tan demandante. Son granos sanos al que les han hecho mala fama pero son muy saludables.

Ahora, como les dije en mi post pasado, hay maneras de comer como hay personas en este mundo y si tu crees que dejar de comer gluten es algo que te hace sentir mejor, pues adelante.

¿El gluten me puede hacer sentir inflamado o con “ojos de sapo”?
Creo que en este caso el malo de la película es el sodio y no el gluten. Muchos productos a base de harina les ponen muchísima sal.

Creo que no llego a ser celiaco pero si intolerante al gluten, ¿Qué hago?
Primero que nada ver si en verdad eres intolerante al gluten. Hay dos maneras de hacer esto: una es un análisis de sangre y el otro eliminando el gluten al 100% por aproximadamente un mes y volverlo a introducir poco apoco. De ahí es cuestión de estar checando los verdaderos estragos que causa en ti. Síntomas comunes: gases, granitos en los brazos, cansancio luego luego después de comer algo con gluten o dolores de cabeza.

El gluten no es algo que elimina nuestro cuerpo de un día para otro y la única manera de estar completamente limpios es eliminándolo por completo (no 99%) por un largo periodo de tiempo.

¿Si me olvido del gluten voy a bajar de peso?
La etiqueta “gluten free” no te asegura que sea un producto bajo en grasa, azúcar o cualquier otro ingrediente que debes evitar para abajar de peso. De hecho, muchos de los productos gluten free, contienen menos fibra y más grasa y azúcar para conservar las características del producto original.

 

por Arleenn Davo
Twt/Insta @Arleenn
Snapchat @arleennd