Compartir es un ejercicio que en ocasiones en el mundo adulto pareciera inalcanzable.

En ocasiones nos dejamos llevar por el estrés y permitimos que el tiempo nos pide los talones. Desde que me convertí en mamá el tiempo sabe diferente, es más, me atrevería a decir que lo vestimos diferente. Procuramos disfrutar al máximo la evolución de los hijos.

Sí, hemos constatado en carne propia que el compartir momentos juntos crea un cambio que se ve reflejado en la actitud de nuestros pequeños.

Chef

Por eso, cuando llego a nuestras manos la invitación de Astrid & Gastón del taller Papá e hijo , mi primera reacción fue brincar de emoción.

Es el regalo idóneo, un tiempo a solas con papá y qué mejor que cocinando. Y aquí hago una pausa, sí, los pequeños aman el juego de roles, en particular cuando se les da la oportunidad y la confianza de hacerlo como “los profesionales”.

Mi bodoquina y yo ya tuvimos la oportunidad de vivir juntas una experiencia de la mano de la Chef Yerika Muñoz, la cual nos unió más y recordamos con cariño. Por eso, si ustedes tienen la oportunidad de regalarle esta experiencia a su esposo “háganlo”.

 

Nada como vivir experiencias para atesorar.

Los lugares son contados, así que les recomiendo no perder más tiempo y llamar para inscribirse ya que se llevará a a cabo este domingo.

Cómo siempre gracias por leer, picarse y compartir.

Sobre Mariana "Fan"