El silencio complaciente. #mamádecloset

-Y por qué no hablas? – Preguntó. -Porque no hay nada que decir.- Respondió. Y sí, no había nada que decir. El silencio denotaba cobardía. Renuncia. Tristeza. Ganas de no seguir. De no caminar. De no construir. El silencio denotaba desesperanza. Silencios, que se ahogan en el fracaso de la historia que se acaba. Silencios que marcan finales y que se consumen en los no adioses. Silencios que hieren y silencios que se mueren en el tejido de la historia con el otro…

Y el silencio complaciente. Ese que calla para seguir, aunque sea de “encimita”. Ese que ocurre para que haya “un aquí no pasa nada”. Ese silencio que oculta la personalidad del otro. No quiero decir nada. No vaya a decir que soy un intenso(a). Ese silencio que es betún de pastel, pero que no sabe a nada. Porque el pastel es de plástico.

Y el silencio amoroso. El silencio de un bebé, y una madre. Ella habla como desaforada, tratando de enseñarle todo un mundo de palabras. Pero el bebé, más sabio que la madre, le dice “Calla, no es necesario hablar. Yo te quiero aunque fueras muda. Mi mundo no se mide con la longitud de tu vocabulario. Si no con la luz de tu mirada.” Y el silencio pasional. Ese, que una palabra, rompe el encanto de un beso eterno. Una señal que indica, que por un instante, dos universos paralelos se encontraron.

El silencio con uno. Ahora, de moda, el silencio “selfie”. Ese silencio absorto en tus pensamientos, en tu ego. O ese silencio que realmente escucha en lo que hay en tu interior. Un silencio que escucha el hoy. Porque el hoy es ser consciente del silencio. Del ruido de la mente. Del pasar de los coches. De pasar de los aviones. De los múltiples aviones que cada vez son más en esta ciudad llena de ruido. Del canto del pájaro. Con sus diferentes trinos, en sus diferentes notas.

Cada uno tiene un tiempo de silencio. Unos dolorosos. Hirientes. Otros, placenteros. Cada uno escoge sus silencios. La decisión de qué silencio vives y cómo lo vives, se hace en el silencio…

paula@moustique.com.mx'

Sobre Paula Hurtado

Comments