Chronic #ElegirHastaElFinal

Olvidamos con facilidad, cuando somos adultos ¡claro! porque los pequeños, ellos pocas veces olvidan; tienen muy claras sus prioridades, sus afectos, las promesas y los sueños.

Los sueños, sobre todo esos, siempre están contándonos qué fue lo que soñaron, que es lo que desean ser cuando sean grandes y así llenos de magia permanecen hasta que ¡los echamos a perder!

¿O será que solitos nos dejamos arrastrar por la corriente?

No lo sé, pero si algo percibo es la capacidad que tenemos los adultos para OLVIDAR…


Cuando sea Otoño, cuando la salud decaiga

¿quién será nuestra compañía?


¿Nos acompañaremos de recuerdos o de sus protagonistas tomando nuestra mano?

Fuimos invitados a la premier nacional de Chronic, el último paciente confieso que desde que salí de la sala no he podido dejar de pensar en el otoño, cuando las hojas caen, en los campos que se aran a plena luz del sol y en la erosión.

El por qué seguramente lo hallarán cuando vayan a verla en la pantalla grande.

Hoy, yo les comparto eso que me removió este film.

Mucho subrayo la empatía a nivel crianza y estilo de vida, esa capacidad de ponernos en los zapatos del otro. Creo que cuando somos ancianos o incluso cuando la salud se deteriora pedimos a gritos EMPATÍA y PACIENCIA. Mi doctor de cabecera constantemente me recuerda que cuando sea yo una abuelita volveré a ser como una niña, que tal vez haga rabietas intentando darme a entender, que tal vez necesite ayuda para caminar, tal vez llegue un día en el que mi manera de comunicarme sea a través de sonrisas o balbuceos. Constantemente me hace esa apreciación para que tome perspectiva de que así como los papás prestamos un servicio a los hijos de cuidado y paciencia, tal vez llegue un día en el que nosotros necesitemos esa misma atención (no precisamente de la descendencia, pero sí necesitaremos un “alguien” que nos apoye para CONTINUAR).

Cuando llegue el otoño y nuestro sentido del olfato falle, cuando tal vez olvidemos con mayor facilidad las cosas sin importancia como las horas y los días; cuando eso pase ojalá todos hallamos sembrado amor.

Que la cosecha sea tan positiva que existan rostros recordándonos quienes somos y el por qué la vida es bella. Ojalá que los abrazos y la compañía nunca falten & que yerba de la ingratitud sea inexistente.

Ojalá que halla oídos ávidos de escuchar una y otra vez nuestras historias (aunque sean repetitivas) que recibamos paciencia y comprensión.

Ojalá que  en nuestro otoño siempre tengamos el voto de elección. De poder elegir el rumbo de nuestra vida y no ser juzgados o minimizados.

Chronic, sin lugar a dudas me removió fibras sensibles, fibras humanas, logró que hiciera el ejercicio de la reflexión.

Elegir hasta el final…

Naces, creces, siembras y eliges…

La vida siempre nos lleva a elecciones, decisiones, principios y finales.

Yo, mis queridos moustiques deseo que elijan hasta el final y recordemos que la gratitud va de la mano de la acción. Que la comprensión va más allá de la compañía, también va implícita en el respeto.

Ojalá su sentido de  empatía y compasión siempre estén en los niveles más altos y que cuando llegue el otoño, sus hojas lejos de caer Vuelen…

Como siempre gracias por leer, picarse y compartir.

Sobre Mariana "Fan"