Los juguetes te están esperando….

Son las 23.36 de la noche previa al primer día de clases, y la mesa de pelotas de colores está impaciente a que llegues a tocarla. La pista de cochecitos se muere de que juegues con ella. Los rompecabezas, de que los armes. La carreola con la bebé, y los juegos de té, quieren que su mamá Pía los apapache. Y si te subes las escalera, el juego de agua, quiere que Pía haga travesuras, y se moje la ropa. Y que en el huertito, plantes esas semillitas. Y que uses los triciclos. Y que te subas al arenero.

-Pía, ¿te acuerdas de que siempre que vamos en el coche, tú, como sabuesa de juegos professional que eres, me dices ¡Mira mamá, hay juegos! ? – Detectas cada juego que hay en la calle, y este lugar te va a fascinar. Pues aquí tienes un salón, patio, y un jardín grandote como tú. Para que juegues y juegues y vivas al máximo el inicio de tú kindergarten.

Hoy mamá y papá, fuimos a la junta informativa de tu salón. Y sabes, pregunté mil cosas, que si sigue habiendo siesta, toda la logística para que te acompañen al baño, cuál va a ser tu rutina, y muchas otras cosas más. Y me di cuenta, que no me quería salir de tu salón. De tu nueva vida. Si por mí fuera, , me gustaría que el camión de la escuela me recoja a mí también, y que yo juegue contigo en este salón lleno de colores y diversión que te espera.

Pero este juego es tuyo, esa bebe que quiere ser llevada en la carreola. Los triángulos para jugar. Los bloques para construir. Incluso la cocinita de verdad hecha a tu tamaño es para que tú juegues. Y en el jugar, descubras al mundo, pero sobre todo, te sigas descubriendo a ti misma, que, como tú dices en el columpio, que llegues más fuerte hasta el cielo.

 

Porque esta vida, y este camino del juego, y cómo lo interpretas, y lo vives, es tuyo. Y ese es el secretito, que, a través de los juegos, aprendas y re-aprendas y tengas todas las herramientas para decidir ser feliz como cuando encuentras tus botas de lluvia para saltar en los charcos como Peppa.

Tu abuela Carmen, siempre me ha abierto las puertas a la imaginación para jugar mucho con el placer del aprender. Y hoy, tu abuela, sigue siendo cómplice para que los juegos, desarrollen en tí, todo eso que ya tienes dentro y solo manifiesten en tí todos tus talentos y habilidades que te hacen alguien increíble. Que padre y que agradecidas estamos que la abuela está junto contigo en esta aventura!

Esos juegos te esperan. No sólo porque quieren ser jugados. Si no porque quieren, que les regales vida. Que les regales sonrisas. Que les compartas a Pía. Y que les enseñes, que la vida es un juego, y que, sólo jugando, vivimos.

Feliz día de Kindergarten mi querida Pía!!!
paula@moustique.com.mx'

Sobre Paula Hurtado

Comments