Heaven on Earth #SSWhatAboutNice 16

There are few times when seconds turn into an eternity and make your world stand still.  One of these times in my life happened after I heard my doctor announce the birth of my daughter and the seconds it took for me to hear her cry for the first time.  It was at this point in my existence when I finally realized how fragile life really is.  An eternity seemed to pass and then…  Relief and an overwhelming sense of bliss!  The sound of my baby making herself known to the world was the single most beautiful exclamation I have ever heard.  It didn’t matter that I had gone through 38 weeks of a rollercoaster experience or that I was cut open on an operating table and that the smell of burning flesh still lingered in the air, the miracle of life was manifesting in that room and my husband and I were now responsible for the most delicate life-long commitment of parenting this precious baby girl.

I had been anticipating the reality of seeing a not so pretty baby.  I know most babies aren’t the most appealing creatures to look at and I told my friends and family over and over that this was a possibility.  Well, I waited for the nurse to bring her over and the most magical thing in the world happened.  As she was being lowered close to me she heard my voice and stopped crying.  We met face to face and I was injected with a dose of love that will run through my veins for eternity.  The universe was in-sync with us and that moment is the blessing I refer to as my taste of heaven on earth.  She was so beautiful, little and pink, healthy and alive.  I was on drugs and sobbing!  I kissed her little forehead, told her I loved her, and she was whisked away while I went to recovery.  It was the most perfect moment of my life.

I’ve heard of mothers being completely disconnected from their children the first moment they see them.  Others so stunned they didn’t know how to react.   Some are so tired from labor that they were too weak to be with their babies in the beginning.  It is such a personal experience and they are all valid.  Nobody can force a reaction, which is what makes it so pure and beautiful.

What was it like the first time you met your baby?

Son pocas las ocasiones en que los segundos se convierten en una eternidad y hacen que tu mundo se detenga. Una de ellas sucedió cuando oí a mi doctor anunciar el nacimiento de mi hija y los momentos que pasaron para escucharla llorar por primera vez.  Fue en este momento de mi existencia cuando realmente me di cuenta de lo fragil que es  la vida. Una eternidad parecía pasar y luego….Alivio y una abrumadora sensación de felicidad. El sonido de mi bebé haciendose escuchar  ante el mundo, fue la exclamación más hermosa que he escuchado nunca. No me importo que hubiera pasado por 38 semanas de una experiencia que fue como moñtaña rusa, o que estuviera aún con la herida abierta en la plancha donde se podia percibir el olor a carne viva, el milagro de la vida se estaba manifestando en ese cuarto y mi esposo y yo éramos ahora responsables del más delicado compromiso de por vida que es la paternidad de nuestra preciosa niña.

Ya me había hecho a la idea de que  la realidad de los bebés no es la mejor. Se que la mayoría de ellos no son las creaturas mas hermosas a la vista y les dije a mis amigos y familia que era una posibilidad. Esperé a que la enfermera la trajera y la cosa más magica en el mundo sucedió. Tan pronto como la fueron aercando hacia mi, y escuchó mi voz, dejo de llorar. Nos conocimos cara a cara y en ese momento recibí una dosis de amor que corrió por mis venas hasta la eternidad. El universo estaba en sincronía con nosotras y ese momento es al que me refiero cuando digo que pude conocer el cielo en la tierra. Estaba tan hermosa, pequeña y rosa, saludable y viva. Yo estaba dopada y llorando! Besé su pequeña frente, le dije que la amaba y se la llevaron mientras yo iba a recuperación. Fue el momento más perfecto de mi vida.

 He oído de mamas que están completamente desconectadas de sus bebés al momento de nacer.  Otras tan asombradas que no supieron como reaccionar. Algunas están tan cansadas de la labor de parto que terminan demasiado débiles para estar con sus bebés. Es una experiencia tan personal y todas son validas. Nadie puede forzar una reacción, eso es precisamente lo que la hace pura y hermosa.

¿Cómo fue la primera vez que viste a tu bebé?

marion@moustique.com.mx'

Sobre Marion Martínez