¡Tips para el embarazo! #Sugar&SpiceWhatAboutNice? 6

Pregnancy is a beautiful process when looked at from the outside in.  Life is being created and a little person emerges from your belly to come and change your world.  I love everything about that.  Being pregnant, on the other hand, is a different story.  At first, your body doesn’t really change.  Even though you’re gaining a few pounds a month, you still feel like yourself.  Then, with the expanding and growing comes the not so fun stuff.  Here are a few of the not-so-fun things I experienced and some tips on how you can control going crazy!

If you’re a woman who is as active as myself, not being able to be that active gets a little on your nerves.  I went from 7 hours of really high impact cardio to… walking.  Walking is so good for you, blah, blah, blah.  There were days I was walking 12 kilometers just because.  After a while I decided that maybe I couldn’t DO my classes, but there was no harm in going to see them.  So, to keep my spirits up, I would sit through the dance classes and learn the new choreographies and just let myself go in the music.  Some people looked at me as though I was nuts but I could have cared less.  You know what I learned?  It is all about staying happy!  I felt like a part of the group and the adrenaline flowed while watching.  By staying integrated in what I love I stopped feeling bored and even the walks were not so bad.

Another thing that I had issues with was my skin.  I literally felt as though my lower back was on fire at times because of how quickly my belly was growing.  It’s such an uncomfortable feeling, especially when the burning causes a sensation to itch.  Here is where a wonderful tip from my close friend came in.  Tap.  Tap on your skin instead of itching unless you want stretch marks.  It made a huge difference.  Every time you scratch that itch, you’re slowly tearing into your skin and causing stretch marks to develop.  So, tap!  Between that and being lathered up in all kinds of lotions and oils, the fire was temporarily put out.  My body was covered from the top of my chest to my thighs in products  from the second I found out I was pregnant until two months after delivering and I am proud to say all the effort paid off.  No new stretch marks!

And at last we come to the weight issue.  There are guidelines that stipulate how much weight you should be gaining depending on your height and weight at the beginning of your pregnancy.  Ladies, please, listen to your doctor when they tell you what is healthy weight gain and when it is not.  First off because it’s good for your baby.  Secondly, it’s what’s best for you.  Being pregnant is not the equivalent of its time to eat everything and anything.  Towards the end of the pregnancy, the weight is hurting your back, legs, and feet!  Technically, you only need more calories in the third trimester of your pregnancy.  It isn’t regular weight that you’re gaining on your whole body so it’s important to be contentious about what your cravings can do to you if they aren’t controlled.  When the weight does become a bother invest in one of those belly girdles, they make a really big difference.

If we aren’t here to help each other, then what’s the point?  I think if we know something that can help others, we should share it.  Once upon a time this was a basic standard between women.  Now it seems like the more we know, the better we are as individual.   I think it’s time to go back to that sisterhood era.  So, what are your favorite tips you learned that you think others can benefit from???

 

 

El embarazo es algo hermoso cuando se mira desde afuera. Se crea vida y una pequeña personita sale de tu vientre para llegar y cambiar tu mundo. Amo todo lo que tiene que ver con eso. Estar embarazada, por otra parte, es una historia completamente diferente. Al principio, tu cuerpo realmente no cambia. Aún cuando estas ganando unos kilos de más, todavía te sientes tú. Pero luego, cuando empezamos con eso de crecer y expandirse, no esta nada divertido. Aquí algunas de las “no tan agradables cosas” que experimenté y algunos tips para ¡no volverte loca!

Si eres una mujer tan activa como yo, el no poder realizar tus actividades afecta los nervios. Fui de 7 horas de cardio de alto impacto a… caminar. “Caminar es muy bueno para ti” decían, bla bla bla… Hubo días que caminaba hasta 12 kilómetros sólo porque sí.

Después de un tiempo decidí que tal vez no era posible realizar mis clases normalmente, pero no había nada de malo en ir a verlas. Así que para mantener mis ánimos arriba, me sentaría a ver mis clases de baile para aprenderme las coreografías y dejarme llevar por la música. Algunas personas me veían como si estuviera loca y a mi no podía importarme menos.

¿Sabes que aprendí? ¡Esto se trata de estar feliz! Me sentía como parte del grupo y la adrenalina corría por mis venas mientras observaba. Sentía que seguía perteneciendo a lo que amaba hacer lo cual impedía que me sintiera aburrida e incluso las caminatas ya no me parecían tan malas.

Otra cosa con la que tenía issues era mi piel. Literalmente había veces que sentía que mi espalda baja se estaba quemando de lo rápido que me crecía el vientre. Es un sentimiento  incomodo, sobre todo cuando esta sensación de ardor da comezón. Aquí es cuando un maravilloso tip de una gran amiga llegó a mi. Golpea. Golpea en tu piel en lugar de rascarte a menos que quieras tener estrías. No sabes la enorme diferencia que hace esto. Cada vez que te da comezón y te rascas, lentamente vas desgarrando tu piel y ayudando a que se hagan las estrías. Así que, golpea! Entre eso y estar cubierta en todo tipo de aceites y lociones, el fuego estaba controlado. Mi cuerpo estuvo cubierto desde la parte de arriba de mi pecho hasta las caderas desde el segundo que supe que estaba embarazada hasta dos meses después de haber dado a luz, y debo decir que todo el esfuerzo tuvo sus recompensas. Ni una sola estría nueva!

Y dejo para el final el issue con el peso. Hay algunas reglas que dicen mas o menos cuanto deberías de estar subiendo de acuerdo a tu peso y estatura al principio del embarazo. ¡Oigan, por favor! , escuchen a su doctor cuando les dice lo que es saludable subir en un embarazo y lo que no. En primer lugar porque es bueno para su bebé., y en segundo lugar porque es lo mejor para ti también. Estar embarazada no es el equivalente a “como lo que quieras, cuando quieras y en la cantidad que quieras”. Hasta el final de tu embrazo, el peso afectará directamente tu espalda, piernas y pies. Técnicamente sólo necesitas más calorías en el tercer trimestre de tu embarazo.

No es peso “regular” el que adquieres en todo tu cuerpo, por lo que es importante que sepas lo que los antojos pueden hacerte si no son controlados. Cuando el peso se convierte en una molestia, invertir en una de esas fajas para el vientre, hace una gran diferencia.

Si no estamos aquí para ayudarnos entre nosotras, entonces, ¿Cuál es el punto? Yo creo que si sabemos algo  que puede ayudar a otras, debemos de compartirlo. Hace mucho tiempo  esto era un principio básico entre las mujeres. Ahora parece que entre más sabemos, mejores somos pero de manera individual. Creo que es tiempo de volver a esos tiempos de hermandad entre nosotras.,  así que, ¿Cuáles son los tips que aprendiste en tu embarazo que crees que puedan ayudar a otras?

marion@moustique.com.mx'

Sobre Marion Martínez