Relato de mi primer break como mamá

Habían pasado casi 7 años sin que me quedara a solas en casa, soy mamá, siempre estoy acompañada de alguno de mis cachorros, pero el último viernes fue nuestro día libre, ellos se dieron un respiro en una pijamada con los abuelos regalándome una cita conmigo, que terminó en una renovación de votos con la mujer que me mantiene, motiva y soporta todos los días.

Debo confesar que en un principio que me sentí de lo más extraña, no sabía como desprenderme del mood de mamá proveedora de servicios y atención, me costó desvincularme del pensamiento de “ahorita que tengo tiempo libre me voy a poner a hacer limpieza en el armario” pero Gracias a Dios existen mis amigas mamás que me rescataron de la crisis de la primera vez y me dieron tips extraordinarios que seguí al pie de la letra logrando hacer de mi primera vez a solas desde que soy mamá, un momento muy especial.

Así que mi aportación para la posteridad y para aquellas mamás que como yo están próximas a vivir el universo de las citas consigo mismas, será una lista desmenuzada de cosas que UNA MAMÁ DEBE HACER cuando sus hijos le dan un día libre:

Baila

  • Baila en ropa interior (sugerencia de @Mamaalcubo)

Recomiendo que si tienen espejo de cuerpo completo se miren bailar, cantar y disfrutar de quienes son ahora en cuerpo, llantitas, piel y actitud con la que miran la vida actualmente.

Desconéctate

  • Desconéctate (sugerencia de #mamádecloset @paulosfera) Deja tu teléfono en modo sólo llamadas, así seguirás disponible para alguna eventualidad o emergencia, pero intenta desconectarte de la cotidianeidad, de las redes sociales, del whatsapp, del mail y por qué no también, desconéctate un ratito de tu esposo. Es una cita contigo, un ratito en el que puedes disfrutar de un silencio distinto, discreto…

Lee

  • Lee tu libro favorito (sugerido por mamá al cuadrado @la_new)

¿Recuerdan ese libro que está abandonado en el buró o que no han podido avanzar como quisieran porque no les da la vida?

Pues ahora tienes el tiempo, así que toma tu bebida favorita y consiéntete preparándote un rico snack [esta vez podrás probarlo a tus anchas sin que te toque solo una papa de todo el paquete ¿les suena conocido?]

Ritual de belleza

  • Regálate el tiempo necesario para un ritual de belleza,.

¿Cuántas veces por ser mamá no podemos estar los 20 minutos con la mascarilla puesta en la cara? Porque a la mitad ya escuchamos un ¡mamáaaa quiero…! O ¡te buscan en el teléfono! O un ¡ya se acabo (cualquier cosa de la despensa)!

Estas sola para ti así que puedes relajarte y hasta poner el seguro de la puerta [sé que las mamás ya estarán dibujando una sonrisa]

Descansa

  • Relájate.

Descansa, respira y recuérdate: estas haciendo una excelente tarea como mamá ¡confía! Los hijos son tan buenos como los has educado y tan nobles como les has enseñado con el ejemplo. Así que disfruta de la oportunidad de tener tiempo para cargar la pila, regenerarte y disfruta de tu break.

Netflixea

  • Netflixea.

Definitivamente es un deleite disfrutar de tus series favoritas sin que sea en horario de madrugada y que despiertes con ojos de mapache porque no hay manera de hacerlo mas temprano. Disfruta de tus elecciones, date vuelo viendo lo nuevo en Netflix como son: Unbreakable (que recomiendo verla acompañada de una malteada de fresa), Bloodline, Better call Saul o mi favorita House of Cards (en su temporada 3).

Es una cita contigo,  un reencuentro con la persona que eres, un tiempo para estar a solas (mental y física).

Cuando se es mamá en pocas ocasiones logramos desconectarnos por completo del bullicio de la responsabilidad y los roles en nuestra vida.

Por eso cuando tengan la oportunidad, vívanla y vívanse, somos mujeres maravillosas que viven transformaciones que van mas allá de arrugas o cambio de piel.

Vivimos evoluciones a nivel mujer, género y por sobre todo vivimos a veces olvidando que los votos hay que renovarlos todos los días por encima de con el mundo, con nosotras mismas.

Y entre citas, apapacho y descanso por un día, concluyo gratamente que la clave para una sana relación es caerse bien, así cuando llegue el día en que los hijos vuelen (como dice el dicho), cuando el esposo decida irse a recorrer el mundo en motocicleta, cuando las mascotas decidan irse de vacaciones o regresar a su hábitat natural; que sea un placer vivir consigo mismas todas las veces y momentos que vengan por delante.

Dice mi abuela que no hay mejor silencio que el compartido con la tranquilidad, tiene razón.

 Cuando estas a solas contigo y te persiguen sólo ruidos algo marcha mal en ti, pero si lo que te acompaña es la sonrisa de saber que pese a todo estas en paz entonces tu mundo es perfecto.

 Como siempre gracias por leer mis queridos moustiques, los invito a tener una cita consigo mismos no importa el lapso de tiempo, renueven votos, amor y comprensión con la persona que tienen frente al espejo.

Un abrazo.

Sobre Mariana "Fan"