Las leyendas no mueren jamás...

Hace tiempo que su salud hacía la nota en los tabloides especializados; luego de cancelar en vivo y en mitad del espectáculo una presentación y disculparse con sus leales seguidores, se sabía que algo ya no estaba nada bien.  Esta madrugada se confirmó la aún inesperada y trágica noticia, la leyenda mas grande del metal, Ian Kilmister, Lemmy Motörhead, mas grande que el whiskey y el cigarro,  sucumbió al fin a un cancer fulminante.

Siempre impenitente, inalcanzable, excesivo, Lemmy ha sido por 40 años la imagen del metal y el ícono del rockstar indestructible. Su partida deja una estela de consternación en los círculos mas altos del rock y el metal, sus palabras son mucho mas apropiadas que las nuestras para decir adiós a un hito de la música estridente y la cosmogonía del rock mas duro.

Sobre mono