¿Ya las conoces? DEBERÍAS... TOTALMENTE.

Durante el verano del 2012, Miley Cyrus grabó algunas de sus canciones favoritas en un ensamble acústico que publicarían en Youtube, y que el mundo conocería como “The Backyard Sessions”. Interpretaciones extraordinarias a hitos como el himno hippie  “Look what they’ve done to my head, ma” de Melanie Safka, o “Lilac Wine”, de Jeff Buckley estremecieron a melómanos de todas partes, coronado con una versión indescriptible del éxito country “Jolene”, que ya cantara alguna vez de la mano de Dolly Parton como Hannah Montana. Simplemente espectacular.

3 años después, en el marco del lanzamiento de su Happy Hippie Foundation, Cyrus retomaría el concepto para versionar nuevos temas legendarios, ahora acompañada de amigos y leyendas de la música estadounidense. Para esta ocasión invitaría a la propia Safka para revisitar “Look what they’ve done to my song”  y  “Peace will come“;  junto al símbolo del rock Joan Jett se avienta “Different“, y se hacen acompañar de Laura Jane, de Against Me!, para “Androgynous” y “True Trans Soul Rebel“, ésta con Miley y Laura sólamente. Muy ad-hoc para celebrar el objeto de la fundación.

Para cuando cae la noche un sillón inflable acoge a Cyrus en pijama de unicornio junto a Ariana Grande en outfit acorde (de ratón-oso-whatever) para una versión sin desperdicio de “Don’t dream it’s over” lúdica y terriblemente sensual, (a pesar de un blooper de coqueteo que le da toda la vida).

“The Backyard Sessions” parece un experimento destinado a convertirse en un hito, como lo fueron los Unplugged’s de MTV. No me sorprendería que se vuelvan una (fuertemente anticipada y esperada) tradición a partir de ahora.  Yo ya espero la que sigue.

Sobre mono