Crónica de una represeión anunciada

#20NovMx culminó, como se temía desde las primeras imágenes de militares en ropa de civil por la mañana, en represión y violencia de estado sobre estos varios miles, que son la cara de los varios millones que ya no están dispuestos a aguantar un estado sin derechos ni ley.  Indira Palmeros estuvo ahí, en la marcha, y narra en un post en su muro el preciso instante en que la demanda social es confrontada con la violencia del estado;  con su autorización y nuestra humildad y admiración, nos permitimos reproducir aquí su texto y con él, la verdad detrás de los discursos.

Ayer regresé a mi casa con sentimientos encontrados, sentí mucha emoción llegar a la marcha, y hasta se me enchinó la piel de ver tanta gente queriendo lo mismo: ‪#‎NoViolencia‬, al gritar los nombres de cada uno de los Normalistas desaparecidos por un momento quise llorar pero aguanté y seguí gritando al igual que todos. Me puse en el lugar de los padres que no han parado tiene más de un mes, y pensé en el imbécil aquel que dijo ‪#‎YaMeCansé‬….

Y así seguimos hasta el Zócalo mucha gente que estaba cenando salía a aplaudir, con pancartas, con gritos apoyando a la marcha, y nuevamente se me enchinó la piel, y por un momento pensé: “a huevo, todos juntos vamos a poder y cada día se unirán más personas a la lucha por un mejor País y el gobierno se dará cuenta que ya no pueden con nosotros” (un poco iluso de mi parte pensar eso).

Cuando íbamos llegando al Zócalo había personas cercanas a los Normalitas, sinceramente no recuerdo el nombre del lugar donde venían, solo sé, que venían de Guerrero y todos les gritamos “No están solos” o “Ayotzi aguanta el Pueblo se levanta” etc, y ellos nos contestaban “Gracias pueblo de México por no dejarnos solos”…

Pero ahí ya se sentía algo raro en el ambiente, quizá por eso sentí mi corazón latir más rápido de lo normal, entonces entramos al Zócalo (cabe mencionar que éramos de los últimos contingentes) fue entonces que empezamos a escuchar unas detonaciones (no sé qué eran pero se escuchaban como bombas o algo así) y empecé a sentir miedo, no fui la única, porque al voltear a mi alrededor pude ver a la mayoría con el mismo aspecto de preocupación e incertidumbre y claro corrían los rumores de que los granaderos habían empezado su “trabajo” y entonces la gente comenzó a correr y cada vez todos más espantados, y empiezas a pensar: “ y si me caigo? Y si me aplastan? Y si me ahogo con tanta gente? Y si me echan gas pimienta? Y si me agarra la policía?” Y así mil cosas que te pasan por la cabeza porque desgraciadamente ya NO sabemos cuál es la reacción de la policía, ya no sabes si ellos mismos te van a matar, a pegar, etc…
Así aguantamos unas 3 veces, hasta que fue la definitiva y corrimos por Madero éramos miles tratando de salir, y al ir corriendo con miedo, pero también con coraje, me di cuenta que no podemos seguir así, con ese miedo, con esa incertidumbre, con esa impotencia etc. Y hasta el momento me sigo preguntando “¿Qué VAMOS A HACER? Porque es un hecho que ya no se puede vivir de esa manera, donde tienes que quedarte callado porque ya no sabes ni con quien estás tratando, donde te vigilan (y lo digo porque había varios drones vigilando la marcha), donde no te alcanza el dinero para una madre, donde matan a estudiantes, donde queman niños por cubrir sus pinches tranzas etc.
Y es que quizá uno pueda vivir pagando impuestos, y ver como se lo gastan esos PERROS, pero vivir en la inseguridad, la violencia, o en medio de la muerte, eso NO ES VIVIR…

Me da Ilusión ver a mi Pueblo levantado y queriendo hacer las cosas bien, porque de verdad fue una marcha pacífica hasta que empezó el desmadre de los granaderos.

Me gustaría que algún día dejáramos esa apatía que tanto daño nos hace.
“TODO NOS AFECTA A TODOS” y como dijo mi marido: “México cuenta conmigo hasta el final” Luis BaLam

‪#‎VivosSeLosLlevaronVivosLosQueremos‬ #NoViolencia #YaMeCansé‪#‎NoMasPoderAlPoder‬

Desde la perspectiva de ®LuisBalam, esposo de Indira.
En Moustique blog compartimos abiertamente la postura reflejada en esta crónica y nos unimos a México en su lucha. #YaMeCansé #NoViolencia

Sobre mono

Comments