"Error 404: Democracy not found" ó "Si tiene tele, ahí se ve."

          Dispense usted la molestia y la falta de educación al abordarlo en medio de su crisis depresiva post-mundialista. Si, yo lo sé. Perdió su más reciente oportunidad de adjudicarse una victoria ajena, intrascendente y pírrica. Pero no se deprima, que en cuatro años le va a tocar otra; y en el inter tendrá usted los torneos locales de apertura y clausura, además de todos los internacionales. Y si alguno de sus equipos sigue sin darle esa sensación de éxito y trascendencia con un campeonato, comprenderá -un poco más- como se siente la izquierda mexicana cada seis años. Pero lo molesto por una razón que considero importante. (Ojo: no tanto como el futbol, porque ese dictamina el curso de nuestras vidas, y a nuestra religión nacional no se le critica.) Mientras que en Brasil Robben le roba a usted el pase a la siguiente ronda, en México, le roban su derecho a la información en Internet. El invento de democratización colectiva más importante del siglo XXI sucumbió ante los grandes intereses económicos.

Ahora, si quiere acceso a contenidos específicos en Internet, le va a tener que pedir permiso al Gran Hermano (ó bueno, a Telmex, Televisa y a lo mejor hasta Axtel) y pagarle su cuota correspondiente; porque es injusto que sólo los narcos tengan derecho de extorsionarlo a uno. ¡Faltaba más! ¿Quiere ver ‘La Familia Peluche’ en Netflix? Caifás con la lana. ¿Quiere instruirse con las conferencias de TED? Chiflando y pagando. ¿Quiere usted acceso ilimitado al YouPorn? ¡Sopas! ¿A poco esa no le dolió un poquito? Pero la oferta no termina ahí: ¿sabía usted que las leyes secundarias de telecomunicaciones estipulan que, de ser considerado un riesgo para la seguridad nacional, el gobierno podrá tener acceso a sus datos personales (de compañías como Facebook/WhatsApp, Google, Youtube, Yahoo, Hotmail/Outlook), localizarlo por medio de su IP ó señal GPS, bloquear sus cuentas y contenidos y los de las personas que se organicen para defenderlo? Ya no más videos de injusticias, corrupciones y abusos de autoridad. Ya no más videos de Peña Nieto escondido en el baño, no más videos de sicofantes beodos como Fausto Alzati, ¡no más videos de gatos jalándole al baño! Bueno, no. Esos serán los más accesibles. Pero me falta lo más tétrico: en cuatro años, usted no podrá accesar a las páginas que le permiten ver gratis los partidos del mundial que no pasan en T.V. abierta. Tendrá que contratar Sky ó el servicio que su proveedor de Internet le provea [ACORDES DRAMÁTICOS Y RELÁMPAGOS.]

Se preguntará, “Ah caray, ¿pues a que horas pasó esto?” Anoche, mientras dormía. No, en serio. Este maravilloso regalito llegó de noche, y aunque se viene anunciando como riesgo latente desde antes de que iniciara el mundial, usted se está enterando un poco tarde. Y no sólo eso, aunado al paquete -pero de poco interés para usted- se relativizó en ese debate la importancia del dictamen del IFETEL (Instituto Federal de Telecomunicaciones) sobre las empresas preponderantes. Es decir -con peras y manzanas- las leyes anti-monopolios que se habían logrado, ahora permitirán que si una compañía (léase Televisa, Telmex, TV Azteca, Axtel, etc.) logra disminuir su porcentaje de dominio mercantil, podrá no ser considerada preponderante, y así, deslindarse de los reglamentos que esa calidad le adjudicaba. En pocas palabras: es usted un monopolio, pero no se preocupe, nomás haga como que deja de serlo, y hágase más grande por otro lado; si tiene tele, tenga teléfono y visce versa. ¿No le fascina a ustedes como nuestros legisladores siempre velan por crearnos nuevas oportunidades? Bueno, no si usted es indígena. Pues, ¿qué cree? Aunado a todo este estuche de monerías, los medios locales -sobre todo para comunidades indígenas- serán de cobertura restringida, y no tendrán posibilidad usar sus espacios comercialmente; es decir, estarán aparadas económicamente por el gobierno federal, obviamente sin que eso restrinja el tipo de contenido que salga de ellas; porque como sabemos, a nuestro gobernantes les encanta recibir las críticas de las comunidades marginadas.

Por fortuna, el dictamen de leyes secundarias se aprobó en lo general, con múltiples reservas de legisladores perredistas y el panista Javier Corral. ¿Y qué se puede hacer para solucionar este problema? Usar el Internet, como recurso, para difundir esta información y protestar colectivamente (que nada nos cuesta repostear algo relacionado al tema en nuestro muro ó Twitter.) Este tema no es de filias políticas; nos afecta a todos: Americanistas, Pumas, Chivas, yunquistas, izquierdistas y pejefans, ultra-derechistas, peñabots, judíos, cristianos, musulmanes, ateos, homo y hetero sexuales, nazis, mochos, otakus, darketos, chiquillos y chiquillas. Este hecho deja un riesgoso precedente a nivel mundial (en EE.UU. se debate el mismo tema: “Net Neutrality.”) Dejando que esto se apruebe le decimos al mundo que los mexicanos somos grandes futbolistas, pero un hazmerreír en tanto a garantías individuales/colectivas se refiere.

Nos enfrentamos a “1984” y no hablo de los preparativos para el mundial del 86. Pero bueno, usted todavía deprimido por perder la Copa del Mundo y yo molestándolo con nimiedades. No bueno; y con tantas malas noticias, del YouPorn y de coger, mejor ni hablamos.

Sobre Fernando Canek

"Joven" (si entre comillas) actor/comediante, director, escritor, y coach de actuación.

Comments