un cuento mágico en movimiento.

Una propuesta más producida por la compañía A Poc A Poc del maestro Jaime Camarena que aprovechan para celebrar un año más en escena y de actividad constante en la historia de la compañía; ésta vez bajo la dirección de Edisel Cruz, presentan Algoritmo Peter Pan, un montaje escénico muy completo, entretenido y único con una visión contemporánea dirigido al más amplio público.

6

La propuesta en ésta versión del cuento conocido de “Peter Pan”, es autoría del mismo Edisel Cruz y de Edwin Salas, que nos cuenta la historia futurista de Wendy y Peter Pan que sucede en el 2050; Wendy es una niña educada por un sistema operativo llamado Garfios, donde no solo atrapa sus sueños, también su conducta y pensamiento. Peter Pan la invita a conocer un mundo llamado Nunca Jamás, una vez ahí, conoce seres que le permiten descubrir el significado de la vida y del crecimiento con una perspectiva diferente a la que había sido educada.

14

Al ser un montaje escénico que nace desde la danza contemporánea

y no desde el teatro el lenguaje de los bailarines es corporal, no tienen voz y todo se presenta con trabajo coreográfico que en ocasiones se percibe como un hecho acelerado y aislado de la historia y no se logra la continuidad del hecho escénico; entendible por el trabajo físico y de caracterización que realizan los bailarines, sin que quede fuera la oportunidad de poder lograrlo con el manejo de transiciones simples y continuas para lograr el ritmo adecuado al bailar y contar la historia.

La iluminación en general es oscura por el manejo de proyección multimedia logrando tener la atención en las proyecciones y en el juego de luces que se logra con luz negra y elementos escénicos fluorescentes, sin embargo, algunas otras escenas resultan muy oscuras y se pierden los personajes y la atención de los asistentes.

 El vestuario es completamente original resultando ser diferente a lo que se podría esperar conociendo el cuento inspirador; los personajes principales deberían tener algún elemento que los distinga, ya sea en vestuario o maquillaje, aprovechando la iluminación para que logren distinguirse.

Al ser uno de los creadores de la propuesta, Edwin Salas hace gala de su talento con la creación, elaboración y manipulación de marionetas que representan diferentes personajes que al combinarse con el movimiento que realizan los mismos bailarines y la iluminación resultan completamente atractivos a la vista, creando momentos “mágicos” en el montaje.

El mismo Edwin Salas interpreta a Garfio; con su característica voz y presencia escénica logra dar vida al personaje, sin embargo, se podría aprovechar más al darle una teatralidad amplia a sus movimientos e intensión en sus palabras; el juego escénico que realiza con los bailarines, resulta ser un muy buen trabajo que logra dar la energía necesaria al personaje en escena.

En la misma línea de considerar la voz, reitero que no está dada en escena a los bailarines, se hace uso de grabaciones de textos monologados de algunos de los personajes y en voz del mismo director a un narrador; que al tener presente el contexto de futurista del montaje, resultan muy adecuados, pero no logran ser precisos en intención y por la posición de las bocinas del teatro, se pierde la continuidad de la escena, al escucharse arriba de los personajes, distrayendo casi sin evitarse, la perdida visual de la escena; ubicarlas dentro de la escena a nivel piso, lograrían mejor su esperado efecto y ser entendibles al oído.

El trabajar con grabaciones y movimientos escénicos es muy complejo y debe dedicarse más tiempo de ensayo, para no ilustrar el texto, más bien interpretar con movimientos que podrían ser más contenidos y precisos, encontrando así, armonía escénica y continuidad dramática. De la misma forma con las coreografías y la música.

La música es original y se agradece que lo sea, se integra un elemento de suma importancia al montaje logrando una atmósfera sonora en la historia y en los momentos representados que hacen un todo evocador.

La fuerza, la pasión, la entrega y la energía están y son en escena en los ensambles coreográficos y vienen de la dirección de Edisel Cruz, sello de su trabajo escénico como profesional y artista.

Dejo al final la mención de la propuesta de uno de los personajes inolvidables del cuento y que no está fuera del montaje: “campanita” el hada del cuento, que lo interpretan un bailarín y una bailarina alternando funciones dando un aporte al montaje muy especial; ejecutándolo con una composición coreográfica excelente que se antoja “libre” aún con la dirección, punto que pone un toque casi orgánico y muy fresco al personaje, logrando dar vuelo a la imaginación y contemplación del momento; bajo un cenital al fondo del escenario envuelto de oscuros, con una excelente propuesta de vestuario e indumentaria completamente diferente y original que usa inciensos incrustados y encendidos que logran dar un toque mágico visualmente durante la ejecución y que resulta uno de los momentos escénicos más apreciables y aplaudibles por todo.

Algoritmo Peter Pan, tiene un mensaje único e individual que propone buscar tus propios motivos para decidir sobre tu vida sin olvidar a los demás y esto se vive al presenciarlo; una experiencia única que te deja con una sensación de que el tiempo vuela y que ese momento es lo más importante y no se repetirá Nunca Jamás…

Algoritmo Peter Pan

 

Teatro Benito Juárez
11 de junio al 10 de julio
sábados y domingos, 13 hrs.

Comments