Quien esté libre de pecado...

“Los medios de comunicación son la entidad más poderosa de la tierra. Ellos tienen el poder de culpable al inocente e inocente al culpable y este es el poder.”

– Malcolm X

Vamos a dibujar una línea, la línea que nos divide entre los que tienen poder y los que buscan el poder ¿la ves? ¿de qué lado estás? ¿qué hiciste para llegar a ese lado? pero lo más importante sería ¿valió la pena? ¿regresarías?

bajoreserva5La línea del poder que se maneja actualmente en la puesta en escena “Bajo Reserva” (Desclasificados) de Pere Riera bajo la dirección de Enrique Singer en la Sala Chopin bajo la producción de La Rama del Teatro, es un claro ejemplo que navega entre la corrupción y manipulación, un juego donde irremediablemente habrá un ganador y un perdedor, un juego de dados ¿quién tiene el poder? La historia tal vez resulté familiar, palpable e incluso no alejada de una realidad, pero sin duda uno de los aciertos que maneja la historia es cierta atemporalidad, donde la historia que el público está por presenciar podría incluso ocurrir en cualquier parte del mundo.

Es su mismo autor, el español Pere Riera quien dice que está no es una historia sobre política, es más un encuentro entre tres personajes con puntos de vista tan opuestos sobre la ética, la integridad profesional y la dignidad del individuo.  Es exactamente por eso que “Bajo Reserva” se vuelve en una puesta interesante donde la situación pone incluso al público en un estado de indecisión ante el dilema de su personaje principal.

¿De qué trata “Bajo Reserva”? Silvia Galván es una de las periodistas más prestigiosas y respetadas se prepara para hacer una entrevista al Presidente del Gobierno, quien se ha envuelto en una situación un tanto aberrante. Ante los preparativos de la entrevista, ella junto con el Jefe de Prensa del presidente, un hombre sin escrúpulos se verán ante la decisión de exponer o no la verdad. Cuando Silvia se enfrenta a una situación familiar inesperada, la línea entre su integridad personal y profesional se volverá borrosa y Silvia tendrá que decidir de que lado quiere continuar.

 El juego es claro en la historia, como tal con una escenografía limpia de Erica Krayer donde una sala / recibidor funciona para contar esta puesta en escena. Desde el inicio el trabajo de dirección de Singer quiere dejar claro que estamos siendo parte de una representación. Un par de luces y una cámara a los costados de el escenario, una maquillista da los últimos retoques a actores previo a la tercera llamada, actores platicando entre ellos, analizando el guión, la parafernalia previa a salir al aire o en este caso al escenario, marco de manera inteligente, sutil y elegante lo que veremos.

bajoreserva2Las actuaciones resultan niveladas, cabe destacar los trabajos de Cecilia Súarez quien como “Silvia” da una actuación concisa, llena de contrastes, con un arco dramático claro y bien colocado. Es ella quien nos mete a este mundo, nos deja claro sus valores, la integridad que maneja, madre, esposa, profesional apegada a su propia tesis: La verdad. Lo que comienza con una confusión que lleva a un momento incómodo que puedo incluso arrancar la risa del público ante la llegad de el Secretario de Prensa de Presidencia “Cáceres” interpretado por el actor, adaptador y productor de la puesta Arturo Barba donde el cinismo del personaje y su capacidad de incomodar, un peón con poder, cuya presencia genera una inquietud, un diablo en traje quien como bien dice el personaje de Silvia “tiene el traje más limpio que su lengua”.

La presencia de el actor Álvaro Guerrero como “El Presidente Víctor Ayala” nos da justo la atemporalidad de la hablaba, podría ser cualquier lugar, un acierto fue que la adaptación no sufriera de “tropicalizar” o hacer referencias actuales, no son necesarias, el planteamiento es tal que resulta sencillo, la gran diferencia es que ocurre entre las grandes esferas de los poderes. Remitiendo incluso a un plot que podría ocurrir en una serie americana y donde hay incluso tributos a cintas como “Nixon / Frost” donde conforme la historia va caminando, va creciendo y aunque el final parezca predesible, uno quiere saber en que termina.

bajoreserva4 Tanto Álvaro Guerrero como Cecilia Súarez logran momentos interesantes con sus actuaciones, hay verdad en lo que buscan contar con sus personajes y es que sí, son personajes que pueden ser reconocibles para el público, donde lo que parecía ser una entrevista incomoda pero necesaria se termina convirtiendo en un juego de dados entre estos personajes, una llamada, unas fotografías, estar al aire y una decisión que tomar.

Al final quienes hayan ganado probablemente seguirán con sus vidas sin remordimiento alguno, quienes pierdan probablemente no serán jamás los mismos. La historia acierta en muchas cosas, resulta incluso cinematográfica en momentos. El poder que logra dejar hacia el final es interesante, la incomodidad misma que logra ante un acto de injusticia, donde la decisión la toma el personaje, pero tal vez al mismo el público la toma junto con ella, donde ante esos ojos, no hay nadie juzgando, nadie arroja piedras.

Una historia interesante, con buenas actuaciones, con una duración que no pasa de la hora y media, se cuenta rápido, bien hecha, con tonos necesarios y donde el público entrará en una situación sin apariencias, donde no hay manera de engañar, donde la línea se dibuja y le pide sin hacerlo directamente al público que decidan ¿de qué lado quieren estar?

Vayan y véanla, es una opción que les recomiendo, pero ya saben que al final mi opinión, es mi opinión.

Nos leemos a la próxima.

Se presenta de Viernes a Domingo en la Sala Chopin ubicada en Calle Álvaro Obregón No. 302. Col. Roma Norte. Boletos en Ticketmaster y Taquilla.

bajoreserva3

Horarios

Viernes 8:45 pm

Sábados 6:00 y 8:00 pm

Domingos 5:30 pm

Sobre Reynolds Robledo