Gravity.

Cada cierto tiempo el mundo deja de girar y llega una película de las que todos hablan, una película que no sólo pisa la luna, sino que da un pasito más y que hace sentir que estás flotando y dices: GRACIAS.

Aunque a veces sentir todo eso puede ser producto de que comiste hongos, pero bueno, el punto es que hace un par de semanas tuve la oportunidad de ver “GRAVITY” la nueva, amada, anticipada, comentada y todo lo que termine en “ada” del Director Alfonso Cuarón.

Sólo si no son de esta tierra asumiré que no han visto el tráiler, así que ya todos saben de qué va la película. Pero bueno:

Miss Simpatía está en el espacio +

Se arma un desmadre +

George Clooney intenta hacer que se salven

= PERO QUE BONITA FOTO.

Sí, la película visualmente es una maravilla, que ni en el Papalote Museo del Niño se ve tan bonito el espacio y esto es gracias al gran trabajo de Emmanuel Lubezki en la fotografía, que ojalá y ahora si le den el OSCAR por que logró algo de otro mundo, literal.

¿Pero qué película puede mantenerse en un gancho visual por más de una hora? Ninguna si tu historia no es buena. ¿Qué pasa con “Gravity”?  Básicamente qué ya sabes que va a pasar. No, no se trata de hacer sentir al espectador como alguien inteligente y que vaya un paso adelante.  La premisa es interesante, más que vendida en el tráiler, y entonces cuando uno se sienta en el cine, ya está más que preparado.

El problema es que al ya saber uno lo que va a pasar, lo único que te queda es tomar de la mano a un personaje y acompañarlo en su travesía, siendo obligado a sentir empatía por él, en una situación donde no te puedes conectar (Obviamente, porque cuando yo fui al espacio….Bueno, esa es otra historia)

El guion es co-escrito por Jonás Cuarón y tiene momentos entrañables, pero no logra una consistencia, ya que más que lograr momentos, debió crear personajes entrañables y no como ya lo dije, obligarte a sentir empatía.

La metáfora es simple: No importa que sientas que no hay de donde, agárrate y no te sueltes de la vida.

Teniendo esto en mente, se cuenta una historia que va de punto A y llega a punto B, simple, palomera. Tiene todo su mérito y estoy seguro que se llevará muchos premios en las categorías técnicas. Por otra parte “Gravedad” es una película que por cultura general toca ver.

Pero si he de tener los pies bien puestos en la tierra, la película cumplió a medias mis expectativas.

¡Saludos!

Sobre Reynolds Robledo