Un cuento de Hadas Urbano

Un cuento de hadas que podría ser leído en la primera plana de un periódico de nota roja, la pérdida de la inocencia y un humor ácido son los que hacen de “Rosa Mexicano” una puesta en escena interesante.

Se reestrena la obra “Rosa Mexicano” de Luis Ayhllón bajo la dirección de Martín Acosta ahora en el Centro Cultural Helénico, un retrato sobre una cultura y un el cinismo de un país que ha sido educado durante décadas por la llamada “caja tonta” y que resulta una fábula sobre la vida que perdemos cuando entramos al bosque tal vez por ignorancia, quizás por ambición y el poder de los medios.

Con un diseño escenográfico que corre a cargo de Julia Reyes Retana, nos adentramos a un espacio sencillo, un tapiz que simula el pasto, un par de puertas y un bosque, conocemos a “Flor” un chica que despierta en medio de la nada, de un sueño profundo y que se adentra en un mundo de fantasía donde hadas, zorros, osos, príncipes caracoles y tepirongos y quien ha tenido un final trágico pero que su mundo de fantasía no la deja verlo del todo.

Nos encontramos con una sátira hacia los medios y la cultura mexicana, donde los ratings dictan el día a día, las historias que nos cuentan, la religión y creencias hacia La Virgen, los idólos a los que seguímos y el sueño por la fama. El modo en que el dramaturgo Luis Ayhllón nos adentra a este cuento urbano con tintes de “Alicia en el País de las Maravillas” es inteligente, sarcástico, interesante y un tanto inquietante.

¿De qué va “Rosa Mexicano? “Flor” interpretada por Gimena Gómez es la fan #1 de la estrella de telenovelas “Luis Vivanco” interpretado por Rodrigo Virago, Flor va todos los días a la famosa Televisora, con su cartulina esperando poder conocerlo y el día del cumpleaños de Luis su suerte la favorecerá cuando al conocerlo es invitada a su fiesta de cumpleaños, sin saber el destino que le depara.

El trabajo de Gimena Gómez como “Flor” y quien además hace otro papel, el cual prefiero no revelar, va de lo inocente, a lo irónico, pasando por lo oscuro. Logra adentrarnos a su pequeño mundo de fantasía que va de lo surreal para convertirse en el horror. Hay una burla constante y es que el tono de farsa que aborda la dirección de Martin Acosta permite al público entrar de manera fácil a su historia y una vez adentro así como su protagonista estamos en medio de un bosque donde no hay salida.

La actuación de Aída López como la madre de Flor, quien recientemente pudimos ver en “Sonata de Otoño” de Bergman, pasa de ser una madre amargada, con tintes de comedia, sarcasmo y ambiciosa para ser un “Hada Madrina” en apariencia tonta pero a la vez macabra y a su vez ser una “Zorra” con sensualidad e intenciones oscuras. Ver a Aída López en un tono de comedia es una delicia, la variedad de personajes que entrega es por más sublime y dan ganas de tenerla más en escena.

A su vez completan el elenco los actores Francisco Cardoso quien pasa de ser “El Peor Mejor Amigo”, para ser “Un Zorro” o un “Hombre con Cabeza de Oso” logra momentos divertidos e inquietantes, así como el actor Rodrigo Virago quien como una estrella de cine quien comete una atrocidad se ve inmerso entre la culpa y sus ganas de redención ya se poniendo su ofrenda a La Virgen o yéndose a África a hacer su buena acción del día o en este caso, de vida.

En “Rosa Mexicano” hay color, música, baile, ironía, horror y es que el reflejo de lo que nos muestra es incluso incomodo de ver, doloroso y lo que logra a través de la risa es por demás interesante y digno de ver. La farsa a la que el público ha sido invitado sacará la risa y tal vez consiga la inquietud.

De alguna manera somos testigos de un crimen en todos los sentidos, el que nos da la televisión día con día, como dicta la historias y creencias de un pueblo, la burla misma a aquel tan famoso programa unitario donde los milagros se dan con una flor blanca, músiquita celestial y viento que sopla en la cara. La impunidad misma que se ejerce con los medios y aquellos que cometen el crimen, pero “Rosa Mexicano” también muestra el reflejo de lo ventajosos, ambiciosos y manipuladores que pueden llegar a ser a quienes afecta dicho crimen.

Divertidamente dolorosa, vayan y véanla y nos cuentan que les pareció al final mi opinión en mi opinión.

Nos leemos a la próxima.

rosamexicanorosamexicano10

Se presenta de viernes a domingo en el Centro Cultural Helénico

Viernes: 20:30 hrs.

Sábados: 18:00 y 20:30 hrs.

Domingos 18:00 hrs.

Sobre Reynolds Robledo