Una divertida trilogía que se presenta en Foro Lucerna

11536136_468659556644429_647867156217810822_nEl teatro es irrepetible, logra ser un acto único, te reúnes y ves el destello de la vida de personajes, conoces parte de su historia, sus alegrías y aquello que los hace vulnerables y al terminar, se han esfumado dentro los rincones del escenario, a veces sales satisfecho con la historia, las actuaciones y otras quieres saber más de esos personajes, te imaginas que pasa del otro lado de la habitación, pero la obra ha terminado, pero ¿qué pasaría si les dijera que eso pasa en el Foro Lucerna?

Vivir la trilogía de “Sólo Quiero Hacerte Feliz” (The Norman Conquests) es un reto maratónico, tanto para actores, como para el público quién decide vivir dicha experiencia y es que dentro de la premisa que representa el texto del dramaturgo inglés Alan Ayckbourn bajo la dirección de Juan Ríos Cantú, resulta un deleite y exige al público poner atención en los detalles, en lo que los personajes no dicen y en aquello que uno da por hecho, mostrar la otra cara.

La historia situada en Cuautla, Morelos de 1974, reúne a “Los Hijos de Mamuy” un fin de semana, Ana (Mariana Garza) la hija que nunca se fue, Rey (Ricardo Fastlicht) el mandilón asiduo a crear juegos de mesa que nadie quiere jugar y Raquel (Yuriria del Valle) una muñeca atrapada en su caja y que aguanta los dimes y diretes de su esposo Mauricio (Pablo Perroni) un coqueto empedernido con un corazón enorme pero que no mide las consecuencias de sus actos, a su vez Sara (Anahí Allué) la rígida y perfeccionista esposa de Rey y el “inocente” Neto (Mario Albero Monrroy) novio de Ana.

Sin importar el orden, el público ingresa a la “Casa de Mamuy” una mujer omnipresente, postrada en una cama, de carácter asfixiante, pero a pesar de no estar, sus muebles, sus rincones, huelen a ella y la nutren como personaje, así como un gato que se la vive en el jardín. Uno puede entrar a la Sala o al Comedor o salir al Jardín y armar una pieza más de este rompecabezas, ver como la vida les cambia a personajes que son todo, menos extraordinarios.

Actoralmente el ensamble que logra conjuntar Juan Ríos Cantú y Miguel Hernández quien es asistente de dirección, es algo de notarse, se hace un equipo y es en la química y el timming para lograr escenas donde todos dependen de todos para su funcionamiento. Ya sea Sara intentando acomodar de manera equilibrada quien se sienta en que silla a la mesa o Rey explicando cómo jugar el juego de mesa que inventó. Constantemente hay un reto en cada uno, uno tiene que observar el desastre de esta familia, donde la comedia resulta inteligente y no es forzada, la situación por absurda que llegue a parecer, recae en un tono preciso y es justo el que no se trabaje la farsa es que tiene grandes resultados.

Mariana Garza como “Ana” muestra una fragilidad y frustración, que logra hacer que el público en cualquier momento quiera levantarse y abrazarla, por su parte Pablo Perroni como “Mauricio” sorprende con su capacidad para la comedia, logrando de su personaje alguien entrañable. Sorprende el trabajo de la gran Anahí Allué quien como “Sara” logra momentos maravillosos gracias a su gran capacidad para la comedia, la perfección que logra con su personaje, la hacen de lo mejor de la puesta.

Así mismo Ricardo Fastlicht como “Rey” encuentra el tono premiso y logra nivela con Allué la química de sus personajes, sorpresa resulta Mario Alberto Monrroy quien como “Neto” se vuelve el alma de los personajes y los ojos externos, su inocencia pueden causar la risa y frustración a la vez. De igual manera Yuriria del Valle como “Raquel” da el cierre perfecto a este ensamble, su presencia anunciada antes de que el personaje aparezca en escena le dan características que son bien logradas por su actuación.

Esto es un juego de naipes y tanto su director como su elenco lo saben ¿es necesario verlas todas para entender y disfrutar? Probablemente no, pero ¿por qué no vivir la experiencia como debe ser vista? “Sólo Quiero Hacerte Feliz” resulta una propuesta que al salir te dejará una sensación de agradable y sin duda querrás conocer más de estos personajes

Se presenta de viernes a domingo en el Foro Lucerna, ubicado en Lucerna #64 en la Colonia Juárez.

Viernes:
8:45 pm En el Comedor

Sábados:
1:00 pm En la Sala
6:00 pm En el Jardín
8:30 pm En el Comedor

Domingo:
5:00pm En la Sala
7:30pm En el Jardín

Se las recomiendo, vayan y nos cuentan que les pareció, al final, mi opinión, es mi opinión.

Nos leemos a la próxima.

Sobre Reynolds Robledo

Reynolds Robledo, escritor, director, amigo, espectador, y además comparte las mejores reseñas de todo lo que esta pasando en la ciudad de cine y televisión.

Comments